Nuestra Fe

La Trinidad

Creemos en el único y verdadero Dios, Eterno, Omnipotente, Omnisciente, Omnipresente e Inmutable. Creador del cielo y de la tierra y todo lo que en ellos hay. En la unidad de la Trinidad hay tres personas iguales en todo atributo y perfección divina; que ejecutan distintas funciones pero en armonía, para la gran obra de la redención. Se ha revelado a nosotros como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Referencias Bíblicas: I San Juan 5:7; II Corintios 13:14; Génesis 1:26; I Timoteo 1:17.

Dios Padre: reina sobre todo su universo con cuidado providencial. El es todopoderoso, todo amante, todo conocedor y todo sabio. El es paternal en actitud para con los hombres, pero es Padre en realidad para con aquellos que han llegado a ser hijos de Dios por medio de Jesucristo quien los entregará en manos del Padre. Referencias Bíblicas: Isaías 43:10 Isaías 44:8; San Juan 3:16.

Dios Hijo: Creemos que el Señor Jesucristo, el Hijo eterno de Dios, se hizo hombre sin dejar de ser Dios, habiendo sido concebido por el Espíritu Santo, a fin de poder revelar a Dios y redimir al hombre pecador. Esta redención la llevó a cabo al entregarse a sí mismo como un sacrificio sin pecado y expiatorio en la cruz, satisfaciendo así el justo juicio de Dios contra el pecado. Tras de comprobar la realización de esa redención, justificación por su resurrección corporal de la tumba. Ascendió a la diestra de Dios Padre donde intercede a favor de aquellos que confían en Él. Referencias Bíblicas: Filipenses 2:6-11; San Mateo 1:23; I Timoteo 2:5; Efesios 2:18.

Dios Espíritu Santo: La tercera persona de la Trinidad, co-existente igual al Padre. Enviado por el Padre, a través del Hijo, para redargüir al mundo de pecado y preparar a la Novia de Cristo. (nosotros su iglesia). Referencias Bíblicas: San Juan 3:3-8; 14:16-17; 16:7-11; 1 Corintios 12:7-11, 13; Efesios 4:30; 5:18.

Las Escrituras

Creemos que la Biblia es la Palabra inspirada de Dios, y aceptamos la misma como la única guía infalible y regla de nuestra fe y práctica. Referencias Bíblicas: San Mateo 24:35; Salmos 119:89; II Timoteo 3:16-17; II Timoteo 2:15; II Pedro 1:19-21.

El Infierno

Creemos que el infierno es un lugar de tinieblas, penas profundas, remordimiento y amargura, preparado por Dios para el demonio y sus ángeles, y que allí en el lago de fuego y azufre serán arrojados los incrédulos, los abominables, los asesinos, los idólatras, y todos los mentirosos y aquellos que han rechazado el amor de Jesús, y cuyos nombres no se hallan escritos en el Libro de la Vida. Referencias Bíblicas: Apocalipsis 20:10; Apocalipsis 21:7-8; Apocalipsis 14:9-11; San Mateo 25:41; San Marcos 9:43-44

Close Menu